Cocinando juntos durante la cuarentena

Encuentra el libro «La Cocinita de Papá» en Amazon

Una de las preocupaciones que comparten muchas familias durante estos días es la de qué hacer de comer ahora que todos están todo el tiempo en casa.

Esto pasa muchas veces porque la responsabilidad de cocinar para toda la familia suele recaer en una sola persona, normalmente la madre. Y, claro, es natural que mamá se canse, a veces no se sienta inspirada o los demás miembros de la familia no quieran comer siempre lo mismo.

De todos estos temas conversé hace poco con la periodista Nicole Suárez, de Noticias Telemundo, con quien compartí la importancia de involucrar a los niños en todo el proceso de seleccionar, comprar y preparar la alimentación de la familia (mira el video).

Por eso es importante que todos, especialmente ahora que pasamos tantas horas juntos en casa, participemos del proceso y colaboremos no solo en la preparación, sino también en elaborar la lista de la compra y planificar el menú.

Para los padres preocupados por los riesgos que corren los niños en la cocina, piensen que si nunca los enseñamos a manejarse en ese ambiente, les será cada vez más difícil poder manejarse dentro de ella.

Por eso, les recomendamos tener a mano esta lista de cosas que los niños pueden hacer en la cocina:

  1. Guardar la compra. Al regresar del mercado, pueden poner las latas en su lugar, las verduras en el carrito, las frutas en la nevera.
  2. Ayudar a preparar. Por ejemplo, pelar los ajos, quitarle el tronquito a las vainitas (judías verdes), separar las uvas del racimo.
  3. Lavar frutas y verduras. Es una tarea sencilla y segura. Eso sí, tal vez habrá que secar el piso después.
  4. Aderezar las ensaladas. Un chorrito de vinagre, un poquito de sala, un chorrito de aceite. Tan fácil que hasta un niño puede hacerlo.
  5. Usar algunos electrodomésticos. Con las precauciones adecuadas, pueden operar la batidora, la licuadora o el microondas.
  6. Poner la mesa. Preparar todo para que la familia pueda reunirse a comer.
  7. Recoger la mesa. Al terminar de comer, pueden llevar sus cubiertos platos y vasos al lavaplatos.
  8. Mise en place. Es decir, organizar los ingredientes que vamos a necesitar para una preparación. Por ejemplo, para hacer un bizcocho, hay que sacar la harina, el azúcar, la mantequilla, etc.
  9. Pesar y medir. Es una forma excelente y divertida de que practiquen matemáticas.
  10. Seguir la receta. Como en el punto anterior, pueden reforzar lo que aprenden en la escuela leyendo en voz alta la receta a medidad que la vamos preparando.

Está comprobado que cuando los niños colaboran y participan en todas las etapas del proceso, es más probable que se coman todos -¡hasta los vegetales!- disfruten más compartir la mesa con la familia y, en definitiva, se alimenten mejor.

Aprovecha estos días de cuarentena para que todos aprendan a cocinar juntos. Van a descubrir un mundo nuevo de sabores y a construir muchos y muy bonitos recuerdos para cuando todo esto termine.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.