Banana bread «del chef»

Publicada originalmente en la sección «Comer» de La Vanguardia

Un día llegué a casa y me encontré a Yolanda ojeando un libro de recetas de Alton Brown, uno de los chefs más famosos de la tele en Estados Unidos. Le pregunté qué le apetecía preparar, y me contestó que un “banana bread” (bizcocho de plátano). Se me ocurrió que tal vez podríamos pedirle una sugerencia al propio Alton Brown,

así que lo mencioné en un tweet y, para mi sorpresa, poco después llegó su respuesta con esta receta, que es ideal para aprovechar esos plátanos (bananas, cambures, guineos) que nadie quiere porque ya se están poniendo blanditos y ¡está buenísima! ¿El coste? Menos de 0,40€ por porción. 

Ingredientes (para 8-10 porciones)

2 o 3 plátanos muy maduros 

150 gramos de avena en hojuelas

90 gramos de harina integral

1 cucharadita de bicarbonato

1/4 cucharadita de polvo de hornear

1/4 cucharadita de sal

1/2 taza (100 grs) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

100 gramos de azúcar

2 huevos

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Paso a paso

Precalienta el horno a 180C.

Coloca las hojuelas de avena en una bandeja de horno y ponlas a tostar dentro del horno durante unos 15 min., o hasta que tengan un ligero color ámbar.

Una vez tostadas, colócalas en la licuadora y muélelas hasta que tengan consistencia de harina. 

Viértelas en un bol y agrega la harina integral, la sal, el bicarbonato y el polvo de hornear. Mezcla todo y reserva.

Con una batidora eléctrica, bate la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla casi blanca. 

Baja la velocidad de la batidora y añade los huevos uno a uno. Espera a que cada huevo esté completamente integrado antes de añadir el siguiente.

Añade la vainilla y los plátanos. 

Una vez integrada esta mezcla, incorpora los ingredientes secos mezclando todo con una cuchara de madera o una lengua de silicona.

Engrasa y enharina un molde de bizcocho. Vierte la mezcla y llévala inmediatamente al horno.

Hornea durante 50-55 min. o hasta que tenga un precioso color dorado. 

Sácalo del horno y déjalo enfriar durante 15-20 min. antes de desmoldar.

Se toma con un vaso de leche fría. Lo que sobre, lo puedes conservar una semana en la nevera y hasta un mes en el congelador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.