Diez lecciones que nos dejó el libro “Dieta y Cáncer”

Desde que salió a la calle, el libro “Dieta y Cáncer”, de Julio Basulto y Juanjo Cáceres (con la colaboración del pediatra Carlos González) se ha transformado en un éxito de ventas.

Escrito en un lenguaje sencillo (aunque a veces un poco demasiado científico), el libro explica la relación entre la forma en la que nos alimentamos y la posibilidad de desarrollar cáncer.

Y más importante, desmiente uno por uno varios de los mitos sobre la relación entre la alimentación y la enfermedad.

Después de leerlo, extrajimos estas diez lecciones:

  1. Tu alimentación ayuda a prevenir el cáncer, no a curarlo.
  2. Una buena alimentación ayuda a disminuir la posibilidad de contraer cáncer, pero no es garantía de que lo evitará.
  3. Una vez diagnosticada la enfermedad, lo más importante es el tratamiento, no la alimentación.
  4. La leche materna es para los bebés. No previene ni cura el cáncer en adultos.
  5. Las terapias “alternativas” no curan y pueden empeorar la situación.
  6. Para prevenir el cáncer es más eficiente dejar el alcohol, el azúcar y los alimentos procesados que adoptar hábitos saludables. Es decir, mejor dejar lo “malo” que adoptar lo “bueno”.
  7. El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo, pero tratarlos y evitarlos requiere mucho más que la “buena voluntad” y la “constancia” de la persona obesa o con sobrepeso.
  8. ¡Muévete!
  9. Si no puedes dejar de fumar, pide ayuda. 
  10. Cuando te cures, sigue con tus buenos hábitos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.