La cocina, ese juego de niños

Estándar

Jorge cocina web

El otro día Jorge se inspiró por un programa de cocina y se empeñó en hacer unas galletas ¡sin receta! Papá, obsesivo como todo cocinero, sabe que hacer una preparación (especialmente de pastelería) sin manual de instrucciones es una receta para el desastre.

Pero Jorge estaba decidido, al punto de no aceptar ninguna otra sugerencia que no fue hacer las galletas sin receta (“yo te ayudo”, “te voy diciendo”, vemos los ingredientes y después guardamos la receta”). Para todas tuvo una sola e inflexible respuesta: No.

Entonces, le dimos la vuelta a la tortilla. Decidimos dejarlo experimentar.

Jorge galletas2Lo único que logramos que aceptara fueron dos principios: 1. La masa debería tener una consistencia más o menos sólida para que la textura final fuera parecida a una galleta, y 2. La masa debía contener algún tipo de grasa para darles a las galletas su sabor característico.

Así que se puso manos a la obra y en un bol mezcló harina, leche, azúcar, polvo de hornear, pasas de arándanos y mantequilla. Es probable, además, que haya añadido otros ingredientes cuando papá y mamá no estaban mirando.

El resultado que salió del horno fue una especie de panecillos dulces, algunos con pasas de arándanos y otros sin nada. A papá y mamá les recordaron los panes de leche que comían en los recreos escolares en la Venezuela de los años 70.

jorge galletas 3Pero el mejor resultado fue el de la satisfacción de Jorge de haber logrado “su” creación. No queríamos ponerle límites a su creatividad, pero fue bueno que trabajar a partir de unas bases (los dos principios que negociamos antes con él). Después de todo, incluso Picasso estaba limitado por el tamaño del lienzo, ¿no?

Al final, se divirtió, hizo algo de lo que está orgulloso, aprendió una cosa o dos sobre cómo hornear galletas y nos quedamos con docena y media de panecillos dulces para las meriendas de la semaJorge galletas 1webna.

Lo mejor, tal vez, es que le reforzamos la confianza en sí mismo, le estamos dando bases para que aprenda a cocinar solo y a comer bien. Y con un poco de suerte, en unos años (o tal vez en unos meses), esta familia estará disfrutando de las mejores galletas del mundo hechas por Jorge.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s