Torta fritas para espantar el frío

Estándar

Comer torta fritas en un día gris es lo mejor!Hace unos días le rendimos homenaje a nuestra sangre uruguaya. Era una tarde de invierno, afuera estaba frío y gris. El clima invitaba a quedarse en casa.

Así que hicimos lo que hace cualquier uruguayo en estas circunstancias: aprontamos el mate (la infusión que se toma en varios países del Cono Sur) y comenzamos a preparar torta fritas.

Lo lógico sería decir tortas (con s) fritas, pero nadie que nosotros conozcamos pronuncia esa primera s, solo la s final. Y esa s final, es mas aspirada que un siseo, por lo que realmente suena como “torta fritah”.

Una de las mejores cosas de esta receta es que los niños pueden participar en todas las fases del proceso, excepto en la parte de freír, claro.

Bueno, va la receta:

 

Para 12 torta fritas

 

Ingredientes:

500 grs. de harina de trigo sin leudante

300 grs. de agua tibia

1 cucharada de sal

1 cucharada de azúcar blanca

1 cucharada de levadura granulada

Harina para amasar

½ lt. de aceite vegetal para freír

 

Así se prepara:

Se coloca la harina y la sal en un bol grande. Mezclamos.

En el agua tibia, ponemos el azúcar y la levadura, mezclamos y dejamos reposar durante unos 10 min.

Transcurridos los 10 min, la fermentación de la levadura y el azúcar debe haber producido unos 3 cm. de espuma en la superficie del agua. Vertemos esta mezcla en el bol con la harina y la sal.

Mezclamos todo y comenzamos a amasar. Si lo hacemos a mano, debemos trabajar la masa durante unos 15 min. Si lo hacemos a máquina, bastará con unos 10 min.

Una vez que la mezcla sea homogénea, la dejamos reposar durante unos 15 min.

Mientras la masa reposa, colocaremos el aceite en una sartén mediana (de más de 20 cm de diámetro) y lo calentaremos a fuego medio bajo.

Transcurridos los 15 min., espolvoreamos un poco de harina sobre una mesa limpia y colocamos la masa.

Con un cuchillo dividiremos la masa en 12 bolitas de igual tamaño (si quieres hacerlo con más precisión, pesa la masa y divide el resultado entre 12, aunque no es necesario).

A continuación, trabajaremos cada una de las bolitas para darles forma de disco, primero con las manos y después con la ayuda de un rodillo de amasar. Si las prefieres más gruesas y con apariencia más rústica, puedes prescindir del rodillo.

Una vez hecho el disco, le hacemos un agujerito en el centro (para facilitar la cocción) y lo colocamos en el aceite caliente.

Transcurridos dos minutos (o cuando el lado inferior esté doradito) le damos la vuelta y la dejamos freír durante dos minutos más (o hasta que esté doradita por el otro lado).

Se retira del aceite y se deja escurrir sobre papel absorbente o sobre una rejilla.

Para servir, les puedes espolvorear azúcar por encima. En algunos lugares de Uruguay y Argentina les ponen dulce de leche o de membrillo.

Van muy bien con el mate y son un acompañante perfecto para otras bebidas de invierno, como el chocolate caliente.

En esta parte de la receta, deberíamos escribir una recomendación sobre qué hacer con las torta fritas que sobran, pero la verdad es que no sabemos qué hacer porque nunca hemos visto ni conocemos a nadie que haya sido testigo de alguna ocasión en la que sobren torta fritas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s