Cinco razones por las que la cocina es el lugar ideal para aprender a cuidar el ambiente

Estándar

reciclaje

Quienes hacemos este blog (y la inmensa mayoría de quienes lo siguen) queremos criar niños que, además de aprender a comer bien y a cocinar, sean personas respetuosas con el mundo que les rodea. Una de las (muchísimas) cosas que podemos hacer en la cocina es enseñarlos a cuidar el ambiente.

Por eso, aquí van estas cinco razones por las que la cocina es el lugar ideal para aprender a cuidar el ambiente:

1.- De la cocina salen todos los tipos de desechos que hay. Los envases de plástico, las latas de las sardinas, las bolsas de papel, las cáscaras de frutas. Cada tipo de desecho es una oportunidad de enseñarles a los niños cómo cada uno de ellos puede tener vida útil después de pasar por nuestra cocina.

2.- La cocina es un laboratorio perfecto para hacer rendir todo al máximo. Cuando compramos un pollo, usamos las patas, muslos y alas para hacer un estofado, las pechugas para hacerlas a la plancha; y la espalda y los huesos para hacer un caldo. Otra oportunidad de oro para enseñar que se puede sacar mucho provecho de todo lo que entra en la cocina.

3.- Uso de los recursos naturales. En la cocina tenemos electricidad, agua, gas. Cada uno de ellos estrechamente conectados con el ambiente. Desde los combustibles que se queman para generar electricidad, hasta el cuidado de las fuentes de agua pasando por la explotación del gas natural, todas son oportunidades de conversar con los niños sobre el tema.

4.- La cría de ganado. Los humanos matamos para comer. Y esos animales que matamos viven en enormes criaderos industriales. No es necesario convertirse al vegetarianismo, si esa no es tu opción, pero podemos aprovechar el tema de los animales que nos comemos para hablar un poco de las condiciones en las que crecen y las consecuencias que tiene eso para el ambiente.

5.- La vida que se transforma. Todas las plantas y animales que entran a nuestra cocina son parte de una transformación, de un ciclo. El milagro de que una planta crece en el campo y entra a nuestra cocina en forma de azúcar, o el cerdito al que vemos convertido en chuletas también son ocasiones para enseñarles a los niños sobre el ciclo de la vida y la interconexión entre todos los seres vivos.

Aprovecha cada una de estas oportunidades, haz que tus hijos te acompañen mientras cocinas, edúcalos sobre el milagro de la vida, usa cada oportunidad que tengas para enseñarles a querer y respetar esta casa, que es lo más bonito que les vamos a dejar de herencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s