Por qué vamos a McDonald’s una vez al año

Estándar

lcp-mcdonlds

Los que nos conocen saben que nuestro blog está totalmente en contra de la comida rápida. Sin embargo, tenemos un ritual como familia, que consiste en comer en McDonald’s una vez al año. ¿Quieren saber por qué?

La primera razón por la que vamos a McDonald’s una vez al año es porque somos padres y humanos. Por lo tanto, en alguno momento tenemos que dar respuesta a la pregunta que con frecuencia casi semanal hacen nuestros hijos: “¿Cuándo vamos a McDonald’s?”.

La segunda razón es que, como decíamos antes, lo convertimos en un rito. Por eso nuestra cita anual con la cadena de los arcos dorados es exactamente el domingo anterior al primer día de clases. Así esa incertidumbre que genera el inicio de un nuevo año escolar se ve atenuada por el aliciente de hacer algo por lo que han esperado todo el año.

La tercera razón es que se trata de una oportunidad educativa. Estamos opuestos a las cadenas de comida rápida, porque además de ser muy responsables de la epidemia de obesidad mundial, cometen un pecado aún mayor que es el de estandarizar los sabores. Sin embargo, es una oportunidad para enseñarle a los niños, nugget en la boca y menú en la mano, sobre los ingredientes (colorantes, químicos, etc.) y procesos (cría industrial de animales, condiciones laborales injustas) que implica la comida rápida.

La cuarta razón tienen que ver con la frecuencia. Es verdad, las cantidades de sal, azúcar, grasa y conservantes que tiene la comida rápida no son recomendables a ninguna edad. Pero si los niños comen de forma sana y variada los otros 364 días del año, los efectos de esa comida “mala” quedan compensados.

Y la quinta y última razón razón es que aprenden que alimentarse es un asunto de opciones. Es decir, la comida rápida es sabrosa, se consigue en todos lados, es barata y te regalan un juguete, pero hay muchas otras cosas que se pueden comer en el mundo y somos nosotros los que tenemos ese poder de decisión.

Alguien podría decir que aunque sea una sola vez al año, lo hacemos porque caímos en la enorme maquinaria de mercadeo de una industria inmoral que te atiborra de publicidad, y que además usa a los niños como señuelo. Y quizá tengan razón. Pero también es verdad que el resto del año comemos lo que nos da la gana.

»

  1. Buenísima la reflexión José, mis padres hacían lo mismo (en nuestro caso tan sólo cedían en nuestro cumpleaños) y de algún modo esos ocasionales arcos dorados, entre rutinas de guisos de seitán y zumos de zanahoria y manzana, se convertían en un recuerdo familiar inolvidable. Gracias por resucitar un lindo recuerdo en mi vida, tus hijos están hermosos! Abrazos

  2. Hola Jose, te escribo porque me parece interesante tu punto de vista respecto a ir a comer a McDonals con los chicos, entiendo que como siempre McDonals sirve como referencia a todo lo que es el fast food y la comida chatarra. Es tan dificil vivir en esta sociedad tan desquiciada por la inmediates y dominada por la publicidad y el mercadeo no sucumbir ante las tentaciones que se nos presentan, mas aun teniendo niños pequeños y queriendo ser buenos padres y madres. El punto esta en saber porque lo haces y la conciencia con la que vas a esa especie de deshuesadero humano, vas consciente de lo que te espera y le espera a tus hijos, pero tambien consciente de que tu educacion es mas poderosa, que de alguna manera te deslastras de culpas y conviertes ese momento en una sesion de educacion alimenticia, me parece muy inteligente Jose, lo peor que podemos hacer con los hijos es negarles las cosas sin argumentos o aun teniendolos pero sin que ellos los entiendan. Yo crie a mi hijo, llevandolo a McDonals y otras cadenas de fast food y no le dije que era malo, en ese momento yo no habia entrado en consciencia del peligro que mi hijo y yo corriamos de hacernos adictos a este tipo de comidas, sin embargo y por esto te escribo, mi hijo hoy es vegano, cultiva sus propios alimentos y se hace su ropa. En algun momento en el camino yo me di cuenta y le adverti, el lo entendio y lo asimilo profundamente. Si tu has hecho esto como un ritual, tus hijos, espero que asi sea por el bien de ellos, comprenderan lo que deben hacer, sabran siempre que tienen un padre y una madre que los aman. Porque siento que ese ritual es un acto profundamente amoroso y beneficioso para ellos.
    Por ultimo amigo te mando un gran saludo, espero que si algun dia vienes a Venezuela podamos vernos y recordar personalmente esos tiempos en los que crecimos y nos convertimos en personas de bien.

    • Qué bonito mensaje, Leo.

      Me conmueve que tengamos tantas cosas en común de aquella infancia que compartimos en el colegio y en nuestras casas. Me gusta mucho tu filosofía sobre la comida y te prometo solemnemente ese viaje a Venezuela para el reencuentro. Te mando un abrazo.

  3. José, yo también voy a Mc Donalds una vez al año pero sin calendario, porque sí. Mi hijo todavía no sabe de qué se trata, pero es cierto que aquí en Alemania es mucho menos popular ese tipo de comida. Lo que el Big Mac es en USA, es el “Kebab” aquí, en popularidad.
    Lo que realmente quería pedirte/sugerirte hace tiempo es hacer un listado de compras semanal, con menúes sencillos y sanos y verdura/fruta de estación. Quizá ya exista algún libro que puedas recomendarme. Qué es lo que debe tener una alacena/heladera sí o sí. Sería muy útil…
    Creo que me estoy excediendo en mi pedido, ¡pero podría ser un gran éxito editorial!
    Gracias y saludos a tu bella familia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s